© Website creada y editada por VMBB - 2014
Inicio Nosotros Ejemplares Camadas Galería Contacto
Fue en el año 1993 cuando decidimos comprar nuestra primera mascota de raza Pastor alemán. Le pusimos  Quanda y con ella empezó esta historia hasta hoy. Tres años después, el 1996 decidimos que ya era hora de  comprarle una pareja a Quanda y entró en esta familia Yokozar. Durante unos años disfrutamos de la vitalidad,  fuerza y sentimiento que esta raza nos ofrecía y cuidamos y protegimos muchísimo a nuestras mascotas, que  más que mascotas eran ya parte de la familia. Unos años después los dos fallecieron sin tener descendencia.  Pasado un tiempo y superado el dolor de la perdida de estos animales, decidimos nuevamente comprar una  hembra y un macho, así que en 2006 llegaron a nuesta casa Lasy y Balto. Nuevamente poníamos el amor y el cuidado hacia ellos pero desgraciadamente y por un accidente, Lasy murió  a los siete meses. Balto creció sin su compañera y hoy es un precioso pastor alemán de pura raza y con una  estructura y una cara como pocos hemos visto y que podéis comprobar en la Galería de fotos. Poco le duró la  soledad a Balto pues en el año 2007 le buscamos a Cora, una hermosa hembra que también podéis ver en la  galería y que todavía podemos disfrutar de su compañía. Así los dos pastores alemanes se criaron como  hermanos y el afecto entre ellos es mutuo y admirable. Un año después en el 2008 compramos otra hembra que estaba enferma y decidimos tratar su enfermedad con  toda la medicación y cuidados que requería para que tuviese una vida con la mayor calidad posible y pudiera  crecer con la máxima normalidad. No pudimos hacer nada pues a los 20 meses murió por su enfermedad de  corazón. Durante todos estos años, la ilusión de que nuestras mascotas pudieran tener descendencia no se cumplió y es  por eso que en Mayo del 2010 nos hicieron un bonito regalo; una hembra pastor alemán llamada Venus y que  unos meses después, en Septiembre de ese mismo año; Balto y Venus fueron papás de 10 preciosos cachorros  que han criado con nuestra ayuda a pesar de que Venus ha sido una madre ejemplar. De ahí nació nuestro Afijo DE VEGACER (nº de registro 17552) y la raza y la sangre de Balto y Venus se  extiende por toda España a través de sus camadas. Uno de ellos se quedó con nosotros, decían que era el  menos agraciado por su cara diferente y sin embargo hoy podéis ver en las fotos que Angie es una hermosa  hembra que ya ha sido mama. Angie ya no juega sóla, comparte sus juegos con Laika, otra preciosa hembra  con un futuro prometedor y que hemos comprado con mucha ilusión y con esperanzas de futuro y llegar alto con nuestro nombre DE VEGACER que desde hace más de 18 años viene formándose. Esta historia no acaba aquí, aún nos queda mucho que decir...
NUESTRA HISTORIA Nosotros